¿Tecnología creativa, o creatividad tecnológica?

¿Tecnología creativa, o creatividad tecnológica?


A falta de Juan Santa-Cruz sobre el escenario en el Círculo de Bellas Artes, Miguel Espada y Nerea Goikoetxea representaron al estudio creativo Espada y Santa Cruz en el Inspirational’14. Especializados en la generación de nuevas experiencias interactivas y visuales, los componentes de este proyecto empresarial basado en la tecnología, la creatividad y la comunicación han explicado ante el auditorio el origen de su compañía, y a través de una selección de casos de éxito (entre otros, “Bottle Music Machine” para Ron Brugal, “Corona Perspectives” para JWT y su último proyecto para la línea de lijas de 3M) han contado cómo trabajan y hacia dónde quieren seguir dirigiéndose en el campo de la tecnología creativa y la imagen.

Según Espada, una de las cosas que más les divierten en el estudio es hacer juegos, en los que se encuentra el germen del diseño de interacción. “Si un juego no funciona bien, no engancha, no conecta. Nos gusta usar los juegos como campos de pruebas para ensayar cómo interactuar con los objetos digitales y con los dispositivos”. Como en el caso de la reinvención del juego ‘Pong’, un trabajo encargado por Pull&Bear para un evento.


Keynote Espada y Santacruz Inspirational 14 by IAB_Spain

Otro proyecto es “The portable photo“. Dice Goikoetxea que no tienen miedo a enfrentarse a distintas tecnologías. En este caso, “parte del equipo venimos de la fotografía y desde hace algunos años hay una necesidad bastante fuerte de usar el soporte de las apps no como un soporte no neutro, sino que enriquezca el apartado fotográfico. Se está trabajando mucho el fotolibro como soporte final. Contamos con Gonzalo Golpe en el apartado fotográfico, que nos ayuda a seleccionar bastante bien a los autores”. El trabajo es totalmente colectivo y hay una fase muy importante de conceptualización donde el autor es el que más se expone”.

Durante la presentación, han hablado de uno de sus trabajos destacados: “Make a wish” para la Fundación Especial Caja Madrid, un proyecto donde “a mayor fuerza de soplido, mayor cantidad de luces se encienden. Una lírica muy poética, que no es necesaria explicar”, dice Goikoetxea, quien ha apuntado además que “es un ejemplo que nos gusta mucho citar porque nos ayuda a contar cómo somos y cómo nos gusta trabajar a partir de prototipos. Nos gusta que prototipos que hemos lanzado conecten después con el mundo de la comunicación”.

Make a wish‘, en palabras de Espada, “representa la onda, la parte etérea de la luz, pero al mismo tiempo exploramos la luz como cuerpo, como algo técnico”. De ahí, nos cuentan, surgió otro proyecto: “Light kinetics”, en el que de nuevo se trabaja la parte estética. “La magia viene de someter la luz a leds que no les son propias. Tenemos un simulador que transforma el movimiento de una supuesta pelota de tenis, y aunque el montaje es simple, detrás de todo eso está la tecnología. No nos importa que ésta se vea, pero si queremos que actúe como una barrera transparente, que albergue esa magia, reinventarnos”.

Involucrados en todo el proceso creativo, desde la fase de investigación a la fabricación del producto final, desde Espada y Santa Cruz aseguran seguir buscando nuevas formas de comunicación apostando por la innovación y la creatividad, y haciendo gala de todas las tecnologías existentes hasta el momento.

 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Si quieres, puedes cambiar tus preferencias o ampliar esta información aquí.

[X]